Statens Institutionsstyrelse - till startsidan Det gäller livet.

Ley sobre la atención, en ciertos casos, a personas con problemas de abuso de sustancias (LVM) – motivar a los adultos con adicciones para que continúen recibiendo tratamiento

Se estima que, en Suecia, alrededor de 300 000 adultos tienen graves problemas de abuso de sustancias. Anualmente, aproximadamente mil adultos son puestos bajo cuidado institucional con apoyo de la Ley sobre la atención, en ciertos casos, a personas con problemas de abuso de sustancias (LVM) y remitidos a las residencias para personas con problemas de adicción de la Dirección Nacional de Asistencia Institucional.

Dichos pacientes han padecido graves problemas de abuso de sustancias durante muchos años. Puede tratarse de adicciones a las bebidas alcohólicas, las drogas, los medicamentos o a varias sustancias. Además de la adicción, este grupo suele tener considerables problemas sociales y psíquicos.

La atención a las personas que abusan de sustancias logra salvar vidas

El objetivo de la atención a personas que abusan de sustancias es interrumpir la adicción y motivar al paciente a que cambie y reciba tratamiento de forma voluntaria, para que pueda vivir libre de adicciones. Tres de cada cuatro internamientos en las residencias para personas con problemas de abuso de sustancias se realizan de emergencia, cuando la vida del paciente está en peligro; por ello, el internamiento puede salvar la vida del paciente.

Según la Ley sobre la atención, en ciertos casos, a personas con problemas de abuso de sustancias (LVM), el internamiento puede tener una duración máxima de seis meses. Durante este tiempo, el paciente es desintoxicado y atendido, y recibe cierta asistencia médico-sanitaria. A todos nuestros pacientes les ofrecemos una investigación. Es decir, un análisis que abarca tanto los problemas de adicción y criminalidad, como la situación psíquica, médica y social del paciente, lo cual facilita que cada persona reciba asistencia adecuada. La investigación es la base de la planificación de la atención sanitaria futura. Lo más pronto posible, se procurará que el paciente reciba asistencia en un hogar de crianza, por ejemplo, o en centros de tratamiento ambulatorio.

Asistencia adaptada a las necesidades individuales

Los métodos de tratamiento varían en las diferentes residencias para personas con problemas de abuso de sustancias; dichos métodos parten de las necesidades específicas de cada paciente. Algunos de los tratamientos que utilizamos son las son las Pláticas Motivacionales, el Enfoque de Reforzamiento Comunitario (Community Reinforcement Approach) y el Programa de los Doce Pasos.

Nuestras residencias para personas con problemas de abuso de sustancias están dirigidas a diferentes grupos. Por ejemplo, existen residencias para pacientes con diagnósticos psiquiátricos, pacientes propensos a la violencia y otros pacientes que requieren una atención especial.

Los pacientes requieren atención después de ser dados de alta

Si se ha abusado de sustancias durante muchos años, también se necesitará recibir tratamiento y apoyo por tiempo prolongado. Para que el trabajo de las residencias para personas con problemas de abuso de sustancias surta efecto, éste debe ser un eslabón en una cadena de atención y tratamiento, así como complementado por asistencia competente después de que el paciente ha sido dado de alta. Por esta razón, durante el internamiento, colaboramos con la red social del paciente y con los servicios públicos de asistencia social.