Statens Institutionsstyrelse - till startsidan Det gäller livet.

Ley sobre la implementación de la atención a delincuentes juveniles bajo custodia institucional (LSU) – atención bajo custodia en vez de prisión

Los jóvenes de entre 15 y 17 años que han cometido delitos graves pueden ser sentenciados a recibir atención a jóvenes delincuentes bajo custodia institucional en lugar de ser enviados a prisión. La sanción, que puede durar dese catorce días hasta cuatro años, se cumple en áreas específicas de las residencias juveniles especiales.

Anualmente, aproximadamente cien jóvenes son sentenciados a recibir atención bajo custodia institucional. Casi todos son varones. La mayoría de los jóvenes han cometido crímenes violentos graves: asalto, agresión con lesiones graves, violación, homicidio o asesinato.

Durante su estadía con nosotros, los jóvenes reciben tratamientos enfocados en corregir conductas delictivas.

Primero, el joven arriba a un área cerrada de consulta. Ahí, psicólogos, pedagogos y terapeutas analizan la necesidad de atención y tratamiento del joven, realizan una evaluación de los riesgos y necesidades, y desarrollan, junto con el joven, un plan de implementación individual.

Atención individualizada

Los jóvenes que han sido sentenciados a atención bajo custodia institucional tienen problemas similares a los de los jóvenes que reciben asistencia con apoyo de la Ley con disposiciones especiales sobre el cuidado de los jóvenes (LVU). Esto significa que muchos jóvenes, además de los esfuerzos para abandonar la criminalidad, requieren tratamiento para superar adicciones, así como para resolver problemas relacionales y escolares. La atención está individualmente adaptada al nivel de riesgo de los jóvenes, así como a sus necesidades y forma de aprendizaje. Los jóvenes pueden también continuar con sus estudios.

La seguridad es alta a fin de evitar las fugas. Inicialmente, el joven es atendido en un área cerrada, pero más adelante, conforme el joven progresa en su tratamiento, puede mudarse a áreas más abiertas.

Reintegración planificada

El objeto de la estadía en las residencias de la Dirección Nacional de Asistencia Institucional es facilitar el retorno del joven a la sociedad, una vez que la sanción ha sido cumplida. Nos esforzamos por brindar una atención integral que abarca el examen, el tratamiento y la salida de la institución. La reintegración a la sociedad es planeada conjuntamente con los servicios públicos de asistencia social del municipio en el que reside el joven.

Los servicios públicos de asistencia social responden por la atención que el joven pueda necesitar al ser puesto en libertad. Muchos jóvenes necesitan apoyo durante tiempo prolongado para minimizar el riesgo de reincidencia delictiva.

Los jóvenes están satisfechos con la ayuda recibida

Antes de dejar la institución, una vez que los jóvenes han cumplido su sanción, son entrevistados por el personal. La mayoría de los jóvenes responden que están satisfechos con la ayuda recibida.